top of page
  • Foto del escritorclaramirandafisioterapia

Factores de riesgo para sufrir una rotura muscular




Nuestra paciente Ester acude por una rotura de tendón de origen en musculatura isquiotibial.


Esta rotura tendinosa fue intervenida para conseguir unir de nuevo con una plastia el tendón de la musculatura afectada que se había retraído.


Recuerda que hay factores que pueden favorecer una rotura muscular:


1️⃣ Debilidad muscular.


La debilidad de un músculo implica que otros por compensación tengan que trabajar más provocando una descompensación y facilitando la rotura muscular.


2️⃣ Nutrición inadecuada o falta de hidratación.


Una deshidratación antes, durante y post entrenamiento puede favorecer una rotura.El músculo deshidratado está más expuesto a lesiones.


El abuso de alcohol, drogas o tratamiento con antibióticos o corticoides pueden provocar una deshidratación grave y, por lo tanto, favorecer la rotura.


Las alteraciones de los niveles de (calcio, potasio…) que son necesarios para el metabolismo muscular pueden facilitar este tipo de lesiones. Por eso , es importante aportar este tipo de nutrientes.


3️⃣ Desequilibrio entre un músculo agonista y su antagonista .

Todos los grupos musculares comprenden músculos de funciones contrarias (agonistas y antagonistas, bíceps y tríceps en el brazo, cuádriceps e isquiotibiales en el muslo…).


Cuando existe un desequilibrio entre ambos, aumenta el riesgo de lesión.


4️⃣ Falta de elasticidad en los músculos.

La falta de elasticidad entre las fibras musculares hace que el músculo sea más rígido, aumentando así el riesgo de rotura.


5️⃣ Mala pisada o un mal calzado.

La mala postura al correr o el uso de unas zapatillas inadecuadas para el deporte concreto que se realiza pueden conllevar un sobreesfuerzo muscular con la consiguiente sobrecarga.


6️⃣ Sobreentrenamiento y falta de descanso.


La falta de sueño, el exceso de entrenamiento afectan a la recuperación y a la tensión muscular.


7️⃣ Falta de calentamiento.


Un calentamiento corto, de poca intensidad o inadecuado puede, no solo no ayudar a prevenir lesiones musculares, sino incluso favorecerlas.


8️⃣ Condiciones atmosféricas.


En un clima frío y húmedo, la temperatura corporal es más baja y hace falta mayor tiempo de calentamiento para preparar a los músculos.


9️⃣ Roturas fibrilares previas.


Existe cierta predisposición a la rotura muscular en grupos musculares previamente ya lesionados.


Cada persona tiene una diferente capacidad de regeneración o curación.


También la genética condiciona significativamente en la aparición de roturas musculares.


.

.

.


56 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page