top of page
  • Foto del escritorclaramirandafisioterapia

¿Cómo evitar lesiones si participas en Semana Santa?




Si participas en las procesiones , estos días de Semana Santa implican un mayor esfuerzo físico que puede suponer un riesgo de lesiones musculares o dolor en diferentes articulaciones como el cuello, la espalda, las rodillas y los pies debido al peso que se debe sostener o a las posturas que se realizan.


Los costaleros, encargados de llevar a hombros los distintos pasos que recorren las calles en procesión apoyan mucho peso sobre el cuello y hombros.

Las zonas cervical y lumbar son las más castigadas; en concreto, la séptima vértebra cervical (C7) es la que más carga soporta.


Además, las rodillas y los músculos de las piernas se ven afectados por los esfuerzos repetitivos a la hora de subir y bajar los pasos. Por todo ello, las roturas fibrilares, los tirones musculares, el atrapamiento de raíces nerviosas en la parte superior del tronco e incluso la aparición o el agravamiento de hernias discales son el tipo de lesiones que más suelen sufrir este grupo de personas.


Por su parte, los horquilleros tienen su punto débil en la articulación de la clavícula y la cintura escapular, mientras que aquellos que tocan el tambor o bombo suelen resentirse de tensiones musculares en brazos, codos, hombros y manos.


Por último, los nazarenos sufren más en la zona de los pies y piernas, por permanecer mucho tiempo de pie.


1️⃣ Antes de la procesión.


Durante los 10- 15 minutos antes de realizar el esfuerzo físico, calienta bien todas las articulaciones y estira los músculos más importantes.

De forma más específica, realiza ejercicios para fortalecer las zonas que más vayas a forzar, según cuál sea la actividad que vayas a llevar a cabo.

Hay que procurar descansar correctamente los días previos para evitar el estrés.


2️⃣ Durante la procesión.


Mantén la postura correcta.Lo más correcto es mantener la mirada al frente y lo más recta posible, para disminuir la tensión muscular y articular en las cervicales. Hombros y brazos abajo, relajados.Las rodillas han de estar ligeramente flexionadas .


Aprovecha las pausas en las marchas para hacer estiramientos y revisar las protecciones por si se han movido.

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page